martes, 17 de enero de 2012

Mientras la noche

.



.

Esperar.

Soñar alba que esperar.

Nombrar de imaginaria la esperanza
mientras la noche. Convencer
del día al horizonte… Esperar.

Y si la nada invade la mirada,
arrojar la mirada más allá.

Más allá de la nada.

Más allá… ¡Mucho más!



Enero 2012
.

4 comentarios:

veridiana dijo...

El que espera desespera,dice la voz popular...

Qué bonita esa luz dorada impregnada en la noche!
Me encanta,parece un cuadro.

Un beso a la luz del sol.

Doña Anónima dijo...

Tu poema es una preciosidad, Antonio.
¡Que sería de nosotros sin la esperanza!
Es lo más bonito que he leído ultimamente.

Un beso
Doña Anónima

Antonio Azuaga dijo...

A pesar de Machado, Veridiana, ese ‘desespera’ no es una “…verdad tan verdadera”.

La foto es del 19 de marzo del año pasado, el día ese de la Luna ‘más grande’ de los últimos tiempos.

Un beso.

Antonio Azuaga dijo...

Gracias, Doña-Anónima, siempre por tu generosísima opinión.

Un beso.